Paco Cifuentes

TERAPEUTA-COMUNICADOR-HIPNOLOGO...



"Libro"

"Las claves del cambio espiritual"

portada libro las claves del cambio espiritual

Autor: Paco Cifuentes
OFERTA ESPECIAL
PRECIO: 5,40 €

Consultas de Curación Emocional

Curacion emocional

Pedir consultas por email,
por telefono, por skipe.
TEL. +34 962413987
Video-consultas por skipe

Consultas de Terapia Hipnotica

Terapia Hipnotica

Pedir consultas por email,
por telefono, por skipe.
TEL. +34 962413987
Dejar de fumar, adelgazar, miedos, autoestima.

Consultas de regresiones
a vidas pasadas

Terapia regresiones a vidas pasadas

Pedir consultas por email,
por telefono, por skipe.
TEL. +34 962413987
La regresión trabaja con los recuerdos del pasado que surgen.

Consultas de Terapia
Psico Astrologica

Terapia Psico Astrologica

Pedir consultas por email,
por telefono, por skipe.
TEL. +34 962413987
Video-consultas por skipe


Presentación.
Paco Cifuentes. De su extensísima formación es de destacar su magisterio como terapeuta en diversas especialidades como LA CURACIÓN EMOCIONAL. Terapias y regresiones hipnóticas a vidas pasadas. Especialista en (Biodescodificación o Bioneuroemoción) y Psicoterapia-Astrológica. Investigador en Parapsicología. Especialista en Metafísica y Esoterismo, PNL, y otras técnicas psicológicas. Profesor de astrología, Hipnosis, Control mental y Meditación.

Durante años fue el director y presentador del programa-coloquio de TV “La Era de Acuario”, que estaba dedicado a todo lo relacionado con lo paranormal, ovnis, psicología y medicinas alternativas. Además ha participado en TVE1, Telecinco, Canal9 y emisoras de radio en programas relacionados con los citados temas. Autor de la colección de cuatro libros, “LAS CLAVES DEL DESPERTAR DE LA CONSCIENCIA”, donde esta primera entrega lleva por título “LAS CLAVES DEL CAMBIO ESPÍRITUAL”.

Esta es una Galeria de información del contenido de esta página web.

  • Ya vivimos en un tiempo de cambio, de nueva consciencia, de nueva era. Hablamos de la masa crítica necesaria para que el cambio se produzca. Estudiamos a los grandes maestros orientales y occidentales con el afán de encontrar las guías de una nueva forma de ver y pensar, de nuevos paradigmas que nos ayuden a transformar este mundo en un mundo de amor. La vieja consciencia, vive por un lado el materialismo, las cuitas del día a día, las soluciones prácticas a los retos de la vida etc.

    Y por el otro la espiritualidad, habitualmente a través de religiones que con que cumplas sus ritos y no discutas sus dogmas, ya eres espiritual aunque sólo sea una vez al año. Por un lado la ciencia y por el otro la religión en actitudes habitualmente irreconciliables. La ciencia con su radical método científico (o se puede reproducir en un laboratorio o "no existe") y la religión basada en una fe ciega a lo que las jerarquías religiosas dictaminan, con lo cual tenemos dioses vengativos a los que hay que temer, infiernos eternos y cosas por el estilo. Ni la ciencia puede explicarlo todo a día de hoy, ni las religiones con sus instituciones jerárquicas, sus dogmas y sus ritos contribuyen al acercamiento del hombre a su Creador.

  • La antigua tradición se refiere al Creador como el "Todo" que se reconoce a sí mismo a través y desde su obra, siendo a la vez el Creador (Padre-Madre), lo creado (Hijo) y el propósito de reconocerse o razón de ser (Espíritu), de donde sale aquello de tres personas distintas y un sólo Dios verdadero (aunque interpretado de otro modo). Espíritu y materia, se concilian sabiendo que el Espíritu necesita de la materia para reconocerse y que la materia es en sí misma Espíritu densificado o de baja vibración.

    Ambos son uno y lo mismo, sólo que en distinto grado de vibración (algo que la física cuántica comienza ya a demostrar). En las primeras etapas evolutivas del hombre, lo que rige es el lado animal, es el instinto de supervivencia animal lo que empuja al hombre a evolucionar, son las necesidades por cubrir y es el temor a la muerte, lo que le impulsa a agudizar su recién estrenada inteligencia, es como un coche con piloto automático. Al ser humano que despierta, no le sirven ya ninguna de las guías de la vieja forma de ver, ni sus instituciones, ni costumbres, ni sistemas, pues todos están basados en el temor. No tiene más guía que su corazón, pues la razón es un procesador de datos y el camino que comienza es absolutamente desconocido, por lo tanto la razón no posee esos datos.


  • El humano despierto, comprende que el mundo responde a su propia consciencia y ya no trata de transformar el mundo desde afuera, sino desde dentro. Ya sabe que no ha de cambiar el mundo sino "salirse de él", que cada cambio que produce en su interior se refleja en el exterior. Quien ha despertado sabe que ha de expresar su verdad y actuar desde su verdad para ser libre, ("Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres"). Dejar de juzgar es una consecuencia que se desprende del amor.

    Si te juzgas y por ello no te permites ser, no conocerás el verdadero estado de tu consciencia, por lo tanto no sabrás qué has de cambiar. El juicio ataca frontalmente al libre albedrío y todo atentado contra la libertad es un acto de desamor. Como en realidad no tenemos dos varas de medir, del mismo modo que juzgamos a los demás, nos juzgamos a nosotros mismos y viceversa. No juzguéis y no seréis juzgados. Juzgar, por tanto, implica culpa y castigo. El que ha despertado y es consciente sabe que sólo que cuenta con el presente para vivir, que la realidad que vive en el momento presente deriva de su consciencia pasada, por lo tanto deja de tener su mente en el pasado y ya no se aferra a él, porque sabe que ya no existe.


  • Sabe que el futuro depende de su nueva consciencia, por tanto dedica toda su energía al presente y combate los pensamientos negativos en el presente, cambia lo que necesita cambiar en el presente. El humano consciente, sabe que lo único que es constante en la vida es el permanente cambio, nada perdura, todo tiene su fin. Sabe que cuando se aferra a las cosas, costumbres, creencias o personas (el Ego), se identifica con ellas y las coloca por encima de sí mismo, (posición que le coloca en sentido contrario al de descubrir su chispa divina).

    La divinidad no puede estar sometida a su propia creación, le lleva a la sumisión en lugar de a la libertad, y sólo un Espíritu libre puede andar el camino. Las Emociones son la puerta de entrada al cambio interior. Quien ha despertado, conoce las claves y también sabe cuál es la puerta donde ha de utilizarlas y no es otra que la de su mundo emocional. Toda emoción es un sentimiento que pasado por el filtro de la mente, produce una sensación física agradable o desagradable, en el corazón, que mueve a la risa o al llanto, al abrazo o a la ira etc. Por lo tanto el despierto sabe reconocer cuales son los patrones mentales que ha de cambiar en función de sus emociones. Por esta razón utiliza las emociones como puerta de entrada al cambio, en lugar de utilizarlas como arma arrojadiza contra otros o contra sí mismo.

  • Conociendo las Siete Leyes Universales llegaremos a la conclusión de que nada es causa; decía el maestro Jesús que: no se cae una hoja del árbol sin que el Padre, a través de sus leyes, lo decrete. Gracias a este hermoso conocimiento comprenderemos que no somos una hoja sometida al viento caprichoso de las casualidades. Nuestro futuro lo forjamos nosotros mismos, de acuerdo con los pensamientos que tengamos (Ley del Mentalismo). Cuando tomamos consciencia nos damos cuenta que Dios no castiga ni premia a sus hijos, sino que los ama profundamente alimentándolos con su energía de luz.

    Descifrando el enigma eterno de la evolución, podremos despertar a la única y verdadera realidad del Todo, comprendiendo que "El" es la única realidad infinita, que tiene todo el poder y que la vida en su esencia es substancia inmortal, que nada se pierde o muere, todo se transforma y continua su evolución con la Ley Universal de género. La ciencia a través de la tecnología actual ha descubierto que todo el mundo material está compuesto por átomos y de acuerdo con la frecuencia a la vibran, así es el tipo de materia (Ley Universal de la Vibración). A través de la Ley Universal de la Polaridad se conocía, muchos siglos antes que la ciencia actual lo descubriera, que todo en la materia tiene dos polaridades: negativo y positivo, frío y calor, blanco y negro, alto y bajo, etc.

  • En la Ley de la Correspondencia encontramos la solución al enigma del microcosmos y macrocosmos. Esta Ley nos dice que como es arriba es abajo y como es abajo es arriba, y que la Ley rige tanto en el micro como en el macro. La Ley del Ritmo nos dice que todo fluye y refluye; que a una época negativa le sigue una positiva. Todo se eleva y cae. Esta es la Ley del Péndulo y en una oscilación toca las dos polaridades, pasando por toda la gama de sus grados.

    La física cuántica es un conocimiento, un producto fruto de la experiencia, gestada y nutrida por todos, aunque no se tenga consciencia de ello. En este contexto, también, hemos de enunciar aspectos que ayuden a encontrar una comprensión mayor, para acabar con la percepción falsa de límites, separaciones, divisiones o fronteras. Llegar a comprender la verdadera naturaleza del ser humano y de su entorno supone adentrarnos, en la filosofía y las religiones, que ha construido sobre aquella. Efectuamos una división artificial en comportamientos de lo que percibimos: sujeto frente a objeto, vida frente a muerte, mente y cuerpo, dentro y fuera, razón e instinto, y así recurrimos a un divorcio causante de que unas experiencias interfieran con otras y exista un enfrentamiento entre distintos aspectos de la vida.



  • Con la física cuántica, sin embargo, empezamos a entender que la realidad que observamos ni está dividida, ni es previsible. Así se descubre que, en los comportamientos de un sistema formado a partir de la construcción de sus demarcaciones, sólo existen probabilidades, es decir, sólo se pueden ofrecer conjeturas. Con el principio de incertidumbre basado en las teorías de Heisemberg, que ponen de manifiesto el fin del “marco rígido”, el desplome de las viejas demarcaciones establecidas por la física clásica.

    Admitiendo la incertidumbre se admite, también, la posibilidad de cambio y de construcción de nuevas realidades, se tiene presente la potencia de la realidad, lo observado. En primer lugar, el sujeto del conocimiento se siente el observador de la realidad, que se presenta como sujeto porque se siente en ese instante “el observador”, desconoce que su cerebro es un holograma que interpreta un universo holográfico. Para la física cuántica, cualquier realidad es posible, pero, según sea el observador sólo se concreta una: todo es posible y sólo hay una concreción; todo es posible aunque se concrete sólo una expresión. El potencial cuántico, en términos generales, depende de las interacciones entre las partículas y ondas del sistema y el contexto que se observa.

  • Luego nos sorprendemos del conformismo existente, de los niveles que alcanzan los conflictos, de las características que adoptan las violencias, de la magnitud de los integrismos, de los modos suicidas con que nuestros jóvenes viven a tope sus mejores años; y todo ello ocurre porque todavía no ha habido un despertar de la consciencia desde el amor. Vamos a ver algunos ejemplos de cómo nuestras emociones, creencias y pensamientos cuánticos van afectar a nuestras vidas.

    E iremos descubriendo como la enfermedad no es la causa sino la consecuencia de nuestros estados emocionales. También estudiaremos como el cuerpo (a través de la enfermedad) es el espejo de dichos estados. Ejemplo nº1: mujer de 55 años que a los 32 años aproximadamente, entre finales de los 80 y principios de los 90, queda embarazada por tercera vez. Es preciso aclarar que este embarazo se produjo en circunstancias muy peligrosas ya que tenía colocado como anticonceptivo un DIU. Para la profesión médica, este método anticonceptivo era efectivo en un 97% de los casos. En esa época la ciencia médica estaba bajo sus viejos paradigmas, atrapada en sus ideas políticas y religiosas de aquel momento de la transición española.

  • Viene al caso recordar que la Ley del aborto de 1985, que despenalizó el aborto inducido, lo permitía (despenalizaba) sólo en tres supuestos: riesgo grave para la salud física o psíquica de la mujer embarazada, violación y malformaciones o taras, físicas o psíquicas, en el feto, estaba vigente en el tiempo en que se produjo el embarazo. Por otra parte, el ginecólogo consideró que ese embarazo no suponía riesgo para la salud física y psíquica de la madre, sí es cierto que existían otras madres con el DIU.

    Y que su embarazo transcurría sin problemas; por tanto, para la clase médica, esta chica no cumplía ninguno de los tres requisitos que exigía la ley del aborto. Muchos pueden pensar que la mujer en esos años estaba siendo discriminada, otros (por ejemplo los católicos) que el aborto es un crimen.Pero, en lo que a nosotros concierne, estos eran los hechos sin la intervención de las emociones. Pero, si esta misma mujer, hubiera vivido una situación emocional de protección de su pareja y hubiera deseado inconscientemente tener ese hijo, el embarazo hubiera transcurrido sin ningún riesgo.

  • Pero estas no eran las emociones que vivía esta mujer, su situación era muy distinta, desde que conoció su embarazo hasta que, sufrió un desenlace inesperado para ella, no para su inconsciente, estas fueron sus emociones, y que luego crearon su realidad y su perspectiva: durante el embarazo, hay una nula relación de pareja, su marido está ausente entre su trabajo, sus hobbies o aficiones de lo paranormal, metafísica, ovnis, y amigos relacionado con estos temas.

    Su pareja no estaba casi con ella, se encontraba desprotegida, las aficiones de su esposo eran como una amante simbólica, si hubiera sido una mujer (en vez de hobbies) habría sabido cómo defenderse, se encontraba impotente ante esa situación. A los seis meses de embarazo es ingresada en el hospital con pérdidas de sangre, estuvo un mes bajo vigilancia médica, su marido, seguía con su vida y aficiones, sólo iba de noche y a horas tardías, su excusa hacia su mujer era su trabajo, ante esta situación emocional, el DIU se estaba convirtiendo en una espada de Damocles, en una bomba programada para estallar en un momento elegido por el inconsciente.

  • En la mente de esta mujer le venían ideas destructivas, para que quiero tener este hijo, este hombre no puede ser el padre de mi hijo; se desvalorizaba, estaba como hundida, desesperada, a menudo pensaba que su vida daba pena o que no deseaba vivir, en ese momento no confiaba en su relación, no se sentía amada ni deseada, se decía así misma, yo no debería estar aquí pasando esto en este hospital, ante esta situación de forma inconsciente sólo quería eliminarse a sí misma y lo que tenía dentro de su vientre.

    Los médicos sólo estaban atendiendo un caso clínico, se estaba obviando el estado emocional del paciente, donde se estaba engendrando una depresión, y una gran falta de autoestima. En el séptimo mes, esta chica ya no aguantaba más, los médicos podían haber realizado un parto provocado y terminar con su sufrimiento, pero no hicieron nada; ella, cansada de esta situación pidió el alta voluntaria, para poder estar con sus dos hijos, que no veía desde hacía más de un mes, ese mismo día en su casa, de madrugada, la espada de Damocles, la bomba reprogramada desde su inconsciente se accionó; el DIU pinchó la placenta, reventándola como un globo.

  • Pero este proceso no se paró sólo ahí, el DIU hirió al bebé como una espada mortífera, la mujer se estaba ahogando entre el liquido amniótico y la sangre de su propio bebé, se estaban encharcando todos sus órganos, riñones, bazo, páncreas, hígado, estómago, pulmones…, rápidamente fue llevada al hospital, donde estuvo más de cinco horas en quirófano, debatiéndose entre la vida y la muerte, necesitó muchas transfusiones de sangre, para limpiar sus órganos y su sistema circulatorio.

    Lamentablemente el bebé no sobrevivió, se ahogo en el liquido amniótico y en su propia sangre producida por la herida ocasionada por el DIU. Al paso de unos meses, se encontraba mal, no tenía fuerzas para hacer nada, los médicos le hicieron analíticas y descubrieron que tendía hepatitis, producida por parte de la transfusión de sangre que estaba contaminada y que le salvo la vida, cada enfermedad es la consecuencia o efecto, de una causa emocional, de un miedo, de un odio, de una emoción reprimida y que nunca se ha dicho, eliminando esa emoción oculta o reprimida, o sea, eliminando su causa borraremos su efecto, borraremos su enfermedad. Adivináis que tipo de hepatitis contrajo esta mujer, a continuación tenéis la descripción emocional de los tres tipos de hepatitis.

  • HEPATITIS: está relacionado con la amenaza en mi territorio, en mi familia, en mi trabajo, vivido de manera digestiva, es una amenaza muy grave, como si un veneno exterior me pudiese afectar, parecido a cuando un enfermo de cáncer le dan el tratamiento de quimioterapia, es como comer una información envenenada. Hepatitis A“conozco esta toxicidad, ese veneno o esa información”. Hepatitis B “se que algo es tóxico, pero no identifico bien de donde viene”.

    Hepatitis C “rencor por algo oculto o desconocido sobre ese veneno o esa información”. Creo que todos habréis deducido que la emoción oculta o reprimida, el odio interior al que esta mujer no podía hacer frente era a lo que se dedicaba su marido, su afición por lo desconocido, por lo oculto, por los ovnis. Por eso, el universo nos muestra a través de la enfermedad aquello que tenemos que corregir y que contamina nuestra mente, por eso contrajo una hepatitis C, es lo que tenía en su inconsciente, y su mente lo creo en forma de enfermedad.

  • Ejemplo nº2: este es un joven de 33 años, que desde los 6 meses de edad padece de asma y alergias al polvo, a la humedad, etc.; el caso de este chico, es como un niño llega a somatizar las emociones y frustraciones de sus padres, y sobretodo el vinculo creado con su madre hasta más o menos los 12 años de edad. Nació casi a los 10 meses de gestación, en un Parto Tardío o Prolongado, la emoción oculta de la madre es que quiere quedarse con el niño,
    “…no estoy preparada para separarme de mi hijo".

    Estos niños en sus primeros años de vida son lentos, perezosos y se sienten indefensos. La madre siente que tiene, que esperar, que pueden lastimar a su hijo, que la vida es dura y difícil. Su emoción oculta es que: “Necesito proteger y alimentar más tiempo a mi bebé”. Para su nacimiento tuvieron que utilizar Fórceps, esta forma de nacer le condiciona en que con el tiempo a estos niños, no les gusta que los controlen ni manipulen, y temen el dolor, tienen dificultad de pasar a otra cosa sin ayuda exterior, se sienten que no son lo suficientemente buenos, creen que no importa cuánto sea suficiente, creen que su cabeza y su corazón están separados, se desconectan y dan muchas vueltas a la cabeza. Y además nació con el cordón umbilical alrededor del cuello: cuando hay una vuelta de cordón umbilical, la emoción oculta sería: “hay que sacrificar al niño para que la pareja continúe…”

  • Las mujeres tienen grabado en su inconsciente, una memoria arcaica biológica que determina que es mejor salvar a la pareja que al niño, y que la primera necesidad es perpetuar la especie, y esto lo hace la pareja y no el niño, y esta experiencia de ahogo o ahorcamiento del bebé, se graba en el inconsciente de la madre, que su hijo se puede asfixiar, que se puede ahogar, y que se disparara ante la primera sensación de peligro de su hijo, así ocurrió sobre los seis meses de edad.

    A este niño el asma y las alergias le van a producir sensaciones como que necesitan tomar la vida como si fuera una inspiración, y cuando expiro o expulso el aire, me siento preso de pánico, inspiro o respiro con facilidad pero expiro o expulso el aire con dificultad, es decir mi habilidad en respirar, se vuelve insuficiente y muy limitada porque libero un mínimo de aire, la atmosfera que existe en mi familia es tóxica, no respiro bien, en mi familia hay disputas y peleas. Estas personas suelen tener emociones como: Me engancho a ciertas personas o a ciertas cosas que rehúso soltar. Me ahogo con la rabia o la agresividad que rehúso ver, al punto que esto me “coge a la garganta”.Tengo miedo de carecer de algo, sobre todo de amor. Así, el asma está ligada a la acción de “ahogo”. Me siento cogido a la garganta, me sofoco, me ahogo con relación a un ser amado o una situación. Algunos pueden usar el asma para atraer el amor, la atención o una forma de dependencia afectiva. El asma siendo similar a la asfixia y a la alergia, puede tener el efecto o consecuencia de estar limitándome y de permitir que los demás invadan mi espacio vital, produciéndose la asfixia o ahogo.

  • Ejemplo nº3, chica de 26 años, que a los 15 años sufrió quistes o tumores en los ovarios, a raíz de la separación de sus padres, se rompió el entorno familiar de forma violenta, su padre dejaba a su madre por otra mujer, la madre está muy resentida hacia su marido, proyecta su rencor en sus hijos, vuestro padre es mujeriego y un putero, esta con otra mujer y no se ocupa de nosotros, proyecta esas ideas en la mente de sus hijos, que en el caso de esta chica producen una emoción oculta que va a producir quistes en los ovarios.

    Aquí tenéis algunas de las emociones ocultas que pueden acabar produciendo los tumores y quistes de ovarios que representan el conflicto de pérdida en general, la pérdida del entorno familiar, el ovario izquierdo va a representar la reproducción, y el ovario derecho representa la atracción, pero también indican un profundo conflicto en cuanto al hecho de ser mujer, a la expresión de mi feminidad, o al hecho de ser madre, porque los ovarios son el principio de la creación de la vida, y puede existir un conflicto interior entre la creación y el descubrimiento de mi propia vía de existencia, que se puede desarrollar después de un acontecimiento que viví relacionado con la pérdida de un ser querido.

  • El sentimiento de pérdida puede vivirse de forma simbólica o real, por ejemplo: “Mis padres se han separado, ha empezado una guerra entre ellos, mis referentes de familia y sobretodo de mi padre como hombre ya no me valen, los hombres son todos iguales unos mujeriegos, ya no quiero formar una familia”. “Desde que mi pareja tiene este nuevo trabajo, mi marido ya no está en casa, vuelve tarde, ya casi no nos hablamos, siempre tiene su trabajo en la mente, no me vale como pareja”.

    “He perdido a mi marido, si sigo trabajando aquí, el trabajo destruirá nuestro matrimonio…”. “He perdido al hombre que conocía antes y con quien era feliz, ha cambiado, parece otro hombre” y “también puede tratarse de la pérdida de un proyecto que amaba y que se abortó”. La niña de 15 años no es culpable, no es responsable del programa de sus padres, del destino de sus padres, se debe soltar de esas ataduras emocionales, culturales y familiares, que acaban condicionando su inconsciente, y devolverlos a sus padres. Todas aquellas personas, sean niños, jóvenes o adultos que se sientan identificados con estos ejemplos, y sientan en su interior la toma de consciencia, donde las emociones ocultas son las causas, si consigue eliminarlas de la mente y cambiarlas por el perdón, lograra cambiar la enfermedad. Sólo hay que cambiar de forma de pensar, sólo hay que cambiar de paradigmas, sólo hay que cambiar de creencias.


Para parar el movimiento de la galería pulsa sobre el stop color rojo, elige el numero de pagina que quiere leer.


portada libro las claves del cambio espiritual

"Libro"

"Las claves del cambio espiritual"

Paco Cifuentes

Autor: Paco Cifuentes

Páginas: 340

Interior en COLOR

Más de 1200 imagenes en color
OFERTA ESPECIAL
PRECIO: 5,40 €

Sinopsis

La ciencia tradicional considera al cuerpo como una máquina de relojería, donde todo lo que no se puede reproducir en un laboratorio "no existe" y la religión basada en una fe ciega, en viejos dogmas, en un Dios vengativo y castigador. Ni la ciencia, ni la religión pueden explicar las dudas e inquietudes del hombre.
Pero quien despierta su consciencia comprende que no tiene que tratar de transformar al mundo desde fuera, sino desde dentro. Sabe que no está separado de Dios deja de hacer críticas y juicios a sus semejantes. Y cambia su paradigma; esa persona despierta. Las emociones son una de las claves del cambio interior, quien las conoce sabe cómo utilizarlas en un mundo emocional. Los Principios Universales son los pilares que nos ayudan a encontrar las claves del cambio y nos demuestran que nada es casual. Porque no se cae una hoja del árbol sin que el TODO lo decrete a través de esos principios.
Dios no castiga ni premia a sus hijos, sino que nos ama a todos sin ninguna excepción. Con la física cuántica empezamos a entender que la realidad que observamos depende de las emociones, creencias y pensamientos cuánticos, que van a condicionar la realidad que observamos. Si aprendes a oír al "yo-interno" o "corazón cuántico" que responde a los cambios emocionales del cerebro. Porque el cuerpo es él que responde a las emociones. Y el corazón da siempre respuestas a esas emociones. ¡Sólo si! El cerebro escucha al corazón, el cuerpo se recupera.

Album de algunos de los videos utilizados dentro del proyecto WEB

Mueve la barra azul de la galería 3D y presiona sobre el play del video en YouTube que te guste.

inicio Volver a inicio




Paco Cifuentes